Búsqueda en el sitio:
la improvisación que busca destruir al turf

El presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires, Matías Lanusse sigue mostrando un desconocimiento absoluto en cuanto a la complejidad de la industria del juego y en especial su total falta de conocimiento sobre la industria hípica, los puestos de trabajo que hay en juego y los recursos que se manejan. también en plena campaña electoral vemos como los candidatos de distintos partidos siguen hablando en contra  de  un  sector  de  los  que  más  recursos  genera  para  el  estado,  pura  demagogia  que  luego  termina transformándose en medidas, decretos y leyes que destruyen fuentes de trabajo y desfinancian al estado.

Para comenzar, en declaraciones  radiales Lanusse afirmó que el turf le cuesta al estado provincial $ 500 millones anuales, mostrando desconocer que los recursos que conforman el fondo de reparación histórica del  turf no provienen de las arcas de la provincia, sino de un porcentaje de lo recaudado en la tragamonedas de la provincia, establecido en la ley de bingos, para subsidiar a la actividad hípica por la cantidad de puestos de trabajo que genera, fondo del cual la lotería es mero administrador.

El turf es una industria sin chimeneas que genera cientos de miles de puestos de trabajo, no solo en los hipódromos, sino también en el campo, con la cría, el cuidado veterinario,el entrenamiento, etc. del SPC (sangre pura de carreras) con mano de obra directa como empleados criadores, jockeys, cuidadores, vareadores, herradores, forrajeros, talabarteros, peones de haras, veterinarios, vendedores de SPC,  transportistas, e indirectos como  taxistas, periodistas, canillitas y otros, por lo que no debe verse disminuida su actividad, menos en estos tiempos donde las fuentes de trabajo están en riesgo por las distintas políticas llevadas adelante a por el gobierno nacional.

El presidente de la lotería tampoco tiene en cuenta lo que genera la actividad en cuanto a recaudación para la provincia y al país, además de los impuestos recaudados en cada uno de los eslabones de la industria, el sangre pura de carrera es el único caballo que paga IVA, que genera divisas mediante su exportación, y que debido a las políticas llevadas  adelante  en  los últimos  años,  con sus  aciertos  y  errores,  nos llevaron  al tercer  puesto  mundial  como productores de spc, y que corremos riesgo de perderlo por la actual administración provincial.

No podemos permitir que quien se encuentra a cargo del instituto provincial de lotería y casinos de la provincia de buenos aires, sin experiencia en un rubro tan complejo y que abarca tantos eslabones como el turf, se dirija a los distintos sectores de la industria como si los fondos fueran suyos propios, queriendo manejarlos con total discrecionalidad y llevando adelante un lobby ante los medios en perjuicio de la misma actividad  que debiera promover y dar sustentabilidad.

Desde nuestra asociación gremial abogamos siempre por políticas que permitan a los hipódromos generar sus propios recursos para no depender  de terceros,  pero tampoco  podemos permitir que se lleven adelante  medidas que van en contra de la industria toda, y que comprometen el futuro tanto de los hipódromos como turf en general. Que sepa  el presidente  del  instituto  que  tanto  esta entidad como  las demás  que formamos  parte de la  hípica, estamos abiertos al dialogo para encontrar soluciones a las distintas problemáticas del sector, pero necesitamos ser escuchados y atendidos,  no como viene dándose  la relación durante su gestión, donde no somos escuchados  ni tenidos en cuenta, tomando decisiones sin la sapiencia necesaria y sin recurrir a quienes desde hace años somos parte de la actividad.

DIEGO QUIROGA
SECRETARIO GENERAL COMISIÓN DIRECTIVA APHARA
2 de Agosto de 2017