Búsqueda en el sitio:

«Que estas fiestas y este nuevo año 2016 nos encuentre a todos los trabajadores de la actividad hípica unidos de cara a los nuevos desafíos que tendremos por delante, con el compromiso y participación de siempre en ese firme objetivo que hace a nuestra esencia y espíritu peronista, el de ejercer la defensa incondicional de nuestros derechos y principios sociales, de nuestras fuentes y puestos de trabajo, proponiéndonos siempre alcanzar el mayor beneficio y bienestar para la gran familia de los trabajadores de los hipódromos, agencias hípicas y apuestas, con salud, armonía, paz social y dignidad laboral», fue el mensaje dirigido a la gran familia hípica en estas fiestas, de parte de la Comisión Directiva de la Asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina (APHARA) que lidera Diego Quiroga, secundado desde la Adjunta por Miguel Quiroga.

En ese marco, APHARA invitó a los trabajadores a hacerse eco de las palabras de Eva Perón: “¡Brindemos por los que no están, brindemos por el presente y por el futuro que es nuestro! El día del amor y de la paz llegará cuando la justicia barra de la faz de la Tierra a la raza de los explotadores y de los privilegiados, y se cumplan inexorablemente las realidades del antiguo
mensaje de Belén renovado en los ideales del justicialismo peronista: Que haya una sola clase de hombres, los que trabajan; que sean todos para uno y uno para todos; que no exista ningún otro privilegio que el de los niños; que nadie se sienta más de lo que es ni menos de lo que puede ser; que los gobiernos de las naciones hagan lo que los pueblos quieran; que cada día los hombres sean menos pobres y que todos seamos artífices del destino común”.

Finalmente, APHARA invitó a los trabajadores de la actividad a comenzar un año «con el anhelo de siempre, que reine la paz social y se consolide la unidad nacional donde la cultura del trabajo se vea plasmada en el respeto a las conquistas alcanzadas, la estabilidad laboral y la generación de nuevos puestos de trabajo con verdadera justicia social, la que supimos concebir con Perón y Eva Perón».